Knight ‘n’ Squire

Conocido por clientes y amigos como “El Nait” es uno de los restaurantes con más solera del barrio, abrió sus puertas en 1968 siendo la primera hamburguesería de Madrid. Ha sido siempre punto de encuentro de gente del mundo del cine y de la música. Nada más entrar la decoración nos adentra en un pub británico. Sus paredes están cargadas de fotos, carteles de películas, extrañas jarras de cerveza, objetos de lo más variopinto con historia propia y firmas de muchos famosos que se han pasado por allí a lo largo de su larga vida. Se nota la impronta de Pablo Pérez, hombre de cine y coleccionista apasionado por el séptimo arte y la música, que se hizo cargo del local desde 1974. Resulta imposible no quedarse un buen rato mirando y remirando el micromundo creado alrededor de sus mesas.

En cuanto a la carta: 13 hamburguesas diferentes (yo siempre me decanté por la Suiza), perritos calientes, su famoso chilli con queso o sus bollos holandeses, todo a precios muy económicos. Una amplia carta de cervezas y copas a muy buen precio completan la oferta de este imprescindible e histórico de la Costa Fleming.